INCORPORAMOS A NUESTROS EJECUTIVOS,
¡BIENVENIDO A BORDO!

La incorporación de ejecutivos a una organización es, sin duda, un proceso de alto impacto. Por eso, y desde hace ya varios años, las empresas recurren a especialistas en evaluación y búsqueda para optimizar la decisión de seleccionar a la persona idónea en un determinado puesto. En SommerGroup® las soluciones son integrales, realizándose procesos de búsqueda ejecutiva, así como evaluaciones individuales y assessment. Como nuestro compromiso es asesorar en la incorporación de los ejecutivos para que sean integrantes activos de un equipo, respondemos también a una pregunta que toma cada vez más fuerza; ¿qué sucede una vez seleccionada la persona, qué sigue?

El Ejecutivo asume un puesto con entusiasmo y ansiedad, sin certeza de los desafíos que vienen, ni de las relaciones de trabajo, sólo sabe que hay un tiempo razonable para ser parte del equipo y generar resultados. Por su parte, la Empresa tiene antecedentes para confiar que se trata de la persona idónea. En este escenario, las conversaciones tienden a ser; “Hemos contratado a un profesional senior que nos cuesta caro, él/ella debe ser capaz de dar la talla”, “Soy un profesional exitoso, tengo que probarme a mí mismo y a los demás lo más rápido posible”.

Diversos estudios muestran que estas declaraciones pueden transformarse en supuestos riesgosos, en tanto se da por garantizado un buen desempeño basado sólo en la historia exitosa de la persona.

En conclusión, riesgo de fracasos y una adaptación que toma por lo menos seis meses. Lo anterior, debido a que la transición (integrar una nueva Compañía y/o al asumir un nuevo rol) es por sí misma un período crítico para desplegar potencial, en que se vive una alta vulnerabilidad.

¡Es aquí donde surge el Onboarding! ¿Y qué es? Es un programa planificado de coaching directivo y personalizado, orientado a Ejecutivos en etapa de transición, que entrega herramientas que permiten facilitar y acelerar su validación y su adaptación a la nueva cultura y/o subcultura organizacional. Comienza antes del ingreso al nuevo rol y tiene una extensión de 2 a 3 meses.

Esta metodología es nueva en Chile y ya algunas Compañías pioneras han dimensionado esta variable, tomando acción para manejarla eficazmente. Las conversaciones pasan a ser “Hemos contratado a un gerente exitoso cuyo estilo de liderazgo y experiencia debemos asegurar se ajuste a este difícil escenario que tenemos, ya que es muy distinto del que viene”, “Soy un profesional exitoso, y requiero herramientas concretas para dar resultados en una cultura nueva para mí”…Por tanto ya no es dejarlo a la deriva para que se integre “naturalmente” sino apoyarlo para que su adaptación sea la óptima. ¡Bienvenido a Bordo! 

Paulina del Río.