Calidad SommerGroup®: ¿Mejor imposible?

Frecuentemente se habla de “estandarización” como sinónimo de “Calidad”. Quizás a causa de las normas de estandarización ISO, OHSAS,  Seis Sigma que cada día se oyen más, entre otros muchos sistemas de control de gestión basados en la estandarización.

Lo cierto es que son conceptos muy diferentes. Estandarización implica “hacer las cosas siempre igual”, en tanto que calidad implica “hacer siempre las cosas lo mejor posible”. La diferencia clave entre una y otra ideología de gestión, es el aprendizaje, la capacidad de identificar qué está mal, que podría resultar mal o qué se podría hacer mejor, y efectivamente cambiar aquello que siempre se hace igual. La calidad sin cambio no es posible, porque dejaría fuera las recomendaciones de los interlocutores de la empresa, incluyendo sus clientes, proveedores y empleados. Son ellos quienes ven el día a día, los resultados y los problemas, son la mejor fuente de aprendizaje que hay.

El énfasis en la estandarización dificulta el cambio, la lógica de “hacemos las cosas así porque siempre se han hecho así”, no permite mejorar.

Si ponemos el foco en la calidad, permitiremos el cuestionamiento de  los procesos, la apertura a recibir recomendaciones, e incluso quejas. Estandarizar lo aprendido, mantenerlo en el tiempo y transmitir las prácticas es sólo uno de los pasos en la búsqueda permanente por hacer las cosas mejor (de nada nos sirve olvidar lo que aprendimos, o negar lo que no nos gusta).

No somos perfectos, sabemos que las cosas que hacemos pueden mejorarse, contamos con nuestro equipo y nuestros clientes para detectar nuestras falencias y oportunidades. El hecho que SommerGroup® se re certifique otro año consecutivo demuestra que somos cada vez mejores, que podemos incorporar nuevas tecnologías y que hemos crecido, en estos tres años de certificación; podemos probar nuestro compromiso de hacer las cosas cada vez mejor, con el fin de satisfacer cada vez más, no sólo a nuestros clientes sino que a nuestro equipo, nuestros proveedores y nuestros stakeholders, todos quienes han depositado su confianza en SommerGroup®, reconociéndola como una empresa seria, metódica y confiable. Ojalá nunca seamos conocidos por ser “perfectos”, sino más bien porque podemos satisfacer a quienes se vinculan con nosotros.