Desempeño de un líder en lo adverso

Desempeño de un líder en lo adverso

Desempeño de un líder en lo adverso

Por estos días, se viven aires de reflexión. Nadie pudo quedar indiferente ante un acontecimiento histórico, no sólo por la magnitud del accidente en la mina San José, sino también por la forma cómo fue abordado en nuestro país y en el mundo entero, movilizando a masas dispuestas a aportar.

Fuimos espectadores de un Ministro Golborne que fue mostrando y desplegando competencias importantes de destacar, que finalmente fueron favorables para llevar a cabo el desenlace exitoso por todos conocido.

Un liderazgo participativo y cercano, que le permitió tomar decisiones, distribuir responsabilidades según las especialidades de cada colaborador experto y manteniendo su foco en el compromiso a nivel de gobierno, delegando, pero además entregando espacio y protagonismo a cada uno de los entes involucrados, sin monopolizar la atención y siendo capaz de reconocer los méritos de sus pares, subalternos y claramente del Presidente, dado su bajo perfil y desinterés por llevarse los méritos o figurar individualmente.

Dentro del trabajo en equipo que se logró, Golborne armó y lideró grupos multidisciplinarios y se generaron instancias donde todos aportaron grandes ideas, delegando mucho en la gente que confiaba.

Otro aspecto importante fue su compromiso incondicional con la misión emprendida, estando siempre presente e involucrado con cada decisión y proceso llevado a cabo. Su capacidad para tomar decisiones oportunas e inmediatas bajo presión, manteniendo un equilibrio personal ante una situación de especial tensión.

Emoción y cercanía con las personas fueron características que lo humanizaron, pero que de ninguna forma lo turbaron o inmovilizaron para seguir actuando, ya que demostró autocontrol para mantener en todo momento la calma, mesura y ponderación sin ser optimista, fue capaz de trasmitir tranquilidad y confianza a los familiares de los mineros para poder esperar frente a la angustiosa incertidumbre,  crear y buscar nuevas soluciones  cuando las cosas no funcionaron de acuerdo a lo planificado y nunca bajar los brazos, perseverante hasta el final.

 

También hay que destacar su autonomía para tomar decisiones con criterio propio, siendo éstas rápidas y de gran impacto. También lo humano de emocionarse, la franqueza de hablar con la verdad aunque la realidad no era favorable respecto a las probabilidades de éxito, para luego tener que arremeter con fuerza, luchando contra esa realidad y terminando con el triunfo por todos, reconocido y aplaudido mundialmente.

Finalmente, no hay que olvidar que el liderazgo y la popularidad se van construyendo en el tiempo, por tanto el desafío es continuar colaborando para el país, con otros hechos concretos en el transcurso del tiempo, para ganarse el consiguiente apoyo de la gente y mantenerlo en el futuro.

2018-05-06T16:11:23+00:00