Disciplina del Diseño: el foco en las personas

Design Thinking o Pensamiento en Diseño es un concepto que se está utilizando cada vez más en el mundo de los negocios y la competitividad en Europa, Asia y Estados Unidos. Tiene que ver con la forma de pensar de los diseñadores profesionales, cómo enfrentan problemas y llegan a soluciones.

La complejidad de los mercados, la sobre-oferta de productos y servicios y la competencia hacen fundamental que las empresas se replanteen cómo competir y cómo crear valor para sus clientes. El Design Thinking aplicado al diseño de los modelos de negocio y al diseño de la estrategia significa pensar a la empresa desde el usuario-cliente y sus necesidades. La innovación y entrega de productos y servicios que generan valor para los clientes es un desafío que todas las empresas debieran cuestionarse permanentemente y el diseño es una parte fundamental de esa estrategia.

Las herramientas y métodos de esta disciplina facilitan el logro de nuevas y mejores oportunidades de negocio, mediante un proceso que tiene resultados medibles en cada una de sus etapas y con un énfasis fundamental y diferenciador, como es el foco en las personas.

Estamos en un mundo donde ya nada es constante, y los negocios tienen que ver con cómo predecimos el futuro. La disciplina del diseño permite enfrentar estos escenarios desde una perspectiva holística, aplicada al proceso de toma de decisiones. Es un cambio cultural y un desafío tanto para los diseñadores como para las empresas.