¡Caímos en las Redes!

Las redes sociales llegaron para quedarse, y no cabe duda al dimensionar el impacto que han tenido en el mundo.

Comenzaron en los 90’ con el “Messenger”, herramienta de Hotmail que permite estar en línea con los contactos personales, y fue toda una revolución. A medida que ha transcurrido el tiempo, la tecnología “ciber” ha hecho de las suyas. Observamos el escenario actual y son muchas las herramientas interactivas que ofrece la Web para construir vínculos, tanto sociales como laborales. Facebook, linkedin, twitter, tuenti, wave, xing, la lista es extensa y los servicios variados.

Pero vamos a lo nuestro: el mundo laboral. Una prueba de la confianza que el mundo empresarial deposita en las redes sociales es el hecho de que más de un cuarto (27%) de las empresas de todo el mundo destina una parte de su presupuesto de marketing a actividades en estas redes.

Y si nos concentramos en la realidad nacional, las redes sociales se han convertido en una herramienta de uso generalizado entre las empresas chilenas: el 43% de ellas las usa como medio para obtener nuevos negocios, tal como revela una encuesta mundial encargada por la operadora Regus. Por otra parte, más de un quinto de nuestras empresas (el 21%) dedica una parte de su presupuesto de marketing sólo a actividades en las redes sociales.

Si bien sigue habiendo un núcleo de escépticos en todo el mundo que no cree que vayan a convertirse en un método relevante de fidelización y conquista de clientes, no es sorprendente descubrir que Chile lleva la delantera en el uso de las redes sociales.

Es verdad, la función más habitual de estas redes sigue siendo mantener el contacto con otras personas, pero las empresas también las están utilizando para conquistar nuevos clientes, fidelizarlos y relacionarse con grupos de clientes.

En definitiva, es una tremenda inversión como parte de la estrategia comunicacional de la empresa, todo está en escoger un buen gestor de comunidades que fomente la escucha y la interacción con los usuarios.