Innovación: creatividad que exige disciplina

¿Cómo conciliar la creatividad propia de la innovación, junto al rigor y la disciplina de la gestión?, es una de las preguntas de la entrevista realizada al PhD de Harvard, Antonio Dávila, académico español del IESE, experto en iniciativa emprendedora y diseño de organizaciones innovadoras.

La innovación sin creatividad no existe, pero ésta también debe necesariamente conducir a la generación y desarrollo de oportunidades de crear valor. Así, la innovación no es sólo creatividad, sino también disciplina. Parafraseando a Thomas Edison, se podría decir que innovar tiene un 1% de creatividad y 99% de trabajo.

“Una organización innovadora es una organización que aprovecha la creatividad de todas las personas que la componen y que se relacionan con ella, para generar y desarrollar oportunidades de valor, ya sea social o económico. De este modo se desarrollan procesos para aprovechar esta creatividad y constantemente estar usando toda esta materia gris con el propósito de hacer mejoras incrementales, e incluso, para tomar riesgos y llegar a innovaciones más radicales”, asegura Dávila.

Para más información sobre esta entrevista: http://mba.americaeconomia.com/articulos/entrevistas/innovar-es-gestionar-la-transformacion-de-creatividad-en-valor