Colaboradores con sueños, empresas con almas

Colaboradores con sueños, empresas con almas

foto mundo

Una empresa que se precie de moderna, actual, emprendedora, competitiva e incluso, de tradición, no puede concebirse así misma sin una visión que la oriente hacia el destino que ella misma se ha propuesto.

Esa visión, ese sueño lo es todo y lo representa todo. La misión depende de ella, las políticas, normas, reglas, las estrategias y tácticas, objetivos y metas orbitan a la visión con el firme propósito de hacerla real, concreta e impactante. Pensar que sólo las empresas requieren de una visión es utópico. Todos y todo requiere de un punto, un destino, una cúspide que alcanzar. De un sueño.

La compañía se debe preocupar por que sus colaboradores conozcan su sueño y por conocer los que, cada uno de ellos tiene y también desean cumplir.

Los sueños de los colaboradores son tanto o más importantes que los de la empresa misma. Son el combustible que hace posible que los motivos y propósitos de los individuos se conjuguen y engranen para darle concreción a la expectativa colectiva, sin menos cabo de su propia expectativa.

Si los empleados no ven posibilidades de lograr sus sueños dentro de una organización, permanecerán en ella hasta que aparezca un sustituto, en el mejor de los casos, que le provea de esa posibilidad, haciendo uso consciente o no de la “teoría del saltamontes” y demostrando que se es fiel a algo o a alguien mientras no aparezca un sustituto que ofrezca similares condiciones, con menos esfuerzo y mayores comodidades.

Así como se habla de las competencias de los individuos, su conocimiento y su experticia, que forman parte del valor intangible de la empresa -del “capital humano”-, los sueños deben ser vistos como un elemento indispensable para mantener viva a la empresa, pues de ellos, de todos los sueños que poseen quienes la conforman, está constituida el alma de la empresa.

Lo que hizo posible la empresa exitosa y pujante fue, no sólo un creador de una idea, sino un importante número de personas que apostaron a la ejecución de ella y observaron la posibilidad de cumplir sus sueños materializando el sueño de otro.

www.rrhhmagazine.com

2018-05-06T16:10:26+00:00