La iniciativa propia en el trabajo

La iniciativa propia en el trabajo

Las empresas y managers exitosos reconocen que utilizar el intelecto de todos los empleados es la clave del éxito. Para alentar a que los empleados tengan iniciativa propia para resolver problemas y confirmar lo que los buenos líderes piensan: la gente tiene las habilidades y capacidades para hacer correctamente el trabajo.

Esto les dará confianza que necesitan para hacer más.

EMPODERAMIENTO

Cuando los empleados tengan que pedir permiso para cada acción que deban realizar, dejarán de pensar por sí mismos. Cuando los jefes delegan en parte su autoridad para permitir que los empleados tomen decisiones, los alientan a resolver problemas y encontrar mejoras en la forma en que se hace el trabajo.

APRENDIZAJE

Cuando la gente tiene iniciativa propia comete errores. Más que sancionar los errores, hay que preguntar que habrían hecho diferente. Tratando a los errores como oportunidades de aprendizaje, refuerza el mensaje que el uso de la iniciativa propia es valorada dentro de la compañía.

COACHING

Hay muchas soluciones para cada problema individual. Si se da la respuesta cada vez que un empleado pregunta, no habrá incentivo para usar su propia iniciativa para resolver situaciones. Más que decirle a los empleados cómo hacer una tarea o un acuerdo con un cliente descontento, hay que alentarlos a través de preguntas abiertas para que encuentren las soluciones por ellos mismos.

PREMIOS Y RECONOCIMIENTOS

Es necesario celebrar y reconocer el uso de la iniciativa propia mediante un festejo de equipo, la entrega de un buen feedback o difundir el mensaje a toda la organización. Fomentar la iniciativa propia requiere una cultura de trabajo que apoya al personal para tomar el control sobre su propio trabajo.

Más información en www.losrecursoshumanos.com

2018-05-06T16:10:24+00:00