Recientemente, realizamos un sondeo, para entender “Cómo logramos ejecutivos felices”, preocupación que está liderando las prioridades de las empresas. Los encuestados distribuyeron con bastante homogeneidad sus preferencias, entre las cuatro opciones de respuesta.

grafico 07 feb

 

 

 

 

 

 

 

 

La alternativa con mayor preferencia fue “Con una cultura que fomente el buen clima”, con un 33% de los votos. “Sin duda, el ADN de una empresa, son las personas que la conforman. Esta conciencia ha llevado a las compañías a preocuparse más por sus colaboradores, generando acciones y prácticas que conduzcan a una cultura que propicie el buen clima. Esto incide directamente en el bienestar individual, al sacar lo mejor de cada uno, lo que se refleja en una reacción positiva en cadena, generando un círculo virtuoso”, explica Ximena Rodríguez, socia de SommerGroup® International Search Solutions.

La segunda opción más votada, con un 26%, fue “Con flexibilidad en las condiciones laborales”. Esto refleja una realidad en que los ejecutivos aspiran cada vez más a manejar sus tiempos, para poder resguardar el desarrollo de su vida personal. “Hay una valoración creciente por contar con cierta flexibilidad laboral y las empresas que otorgan dichas condiciones son percibidas en ventaja respecto de las otras. Esto va de la mano con el trabajo por objetivo, donde se trabaja por el logro de resultados y no por el cumplimiento de horarios u otras condiciones contractuales”, comenta la psicóloga.

En tercer lugar se sitúa la alternativa “Con un plan de carrera”, con un 23%. Para los ejecutivos que se proyectan en una empresa, es clave el poder conocer su plan de carrera dentro de la compañía, de hecho el disponer de un programa de sucesión genera un mayor compromiso y lealtad. “Una causa recurrente de rotación se relaciona con esta variable. Los profesionales de hoy buscan desafíos; los ciclos en el cargo son más cortos porque una vez que dominan sus funciones éstas se les vuelven rutinarias, entonces buscan rápidamente opciones de movilidad interna que no siempre las empresas pueden ofrecerles. El resultado es entonces que se frustran y muchos se quedan con la percepción que no existe voluntad de desarrollarlos, lo que muchas veces es un error”, explica Andrea Fuenzalida, Gerente de Evaluación, SommerGroup®.

Y pese a que el factor “una remuneración atractiva” ha sido históricamente importante al momento de tomar una decisión, en el sondeo aparece como la última opción, con un 18%. “Hay que destacar que todas las alternativas, incluso la última tienen una ponderación bastante homogénea, por tanto no son excluyentes, sino más bien conversan y se complementan, para contribuir en su totalidad a la felicidad y lealtad de los ejecutivos”, agrega Ximena Rodríguez.

Algunos de los sondeados aportaron diferentes visiones, explicando que todas las opciones debían ser consideradas para tener ejecutivos felices, pero la gradualidad de éstas dependería de qué tanto conociéramos a nuestros colaboradores y cuáles fueran sus motivaciones. A través de ello, plantearon la construcción de una “matriz de felicidad laboral”, destinada a levantar sus motivaciones y necesidades para fomentar una respuesta transversal para toda la organización.

 

Datos de la muestra
N: 105 sondeados
Fecha: Enero de 2013