La incorporación de una nueva generación al mundo laboral, ha conllevado una serie de cambios al interior de las organizaciones. Por este motivo SommerGroup® indagó sobre las principales características de la denominada “Generación Y” (nacidos entre 1980 y 2000), la cual fue protagonista de los primeros cambios tecnológicos, el inicio de la globalización y la integración regional, así como la ola de consumismo que trajo consigo el auge de los medios de comunicación (Internet, teléfono celular, reproductores de discos compactos y DVD).

Ante la pregunta de un primer sondeo ¿Cuál es el principal atributo de la generación Y que aporta a las empresas?, la tendencia fue clara. Un 52% se inclinó por la alternativa “Flexibilidad y adaptación a los cambios”. “Esto se explica, porque el perfil de la primera camada de estos jóvenes profesionales, corresponde a ejecutivos dinámicos, acostumbrados a la diversidad en todos los ámbitos, y que han vivido tiempos de permanente cambio, por lo que saben desenvolverse en ese contexto”, analiza Ximena Rodríguez, socia y gerente de clientes de SommerGroup®.

En contraste con lo anterior, ante la pregunta de un segundo sondeo “¿Cuál es la principal barrera de la Generación Y en las empresas?”, más de la mitad de los votantes (58%) se inclinó por la opción “menor arraigo con la empresa”. “Esta realidad es bastante evidente en el mundo laboral, lo que queda demostrado en el alto grado de movilidad de dichos ejecutivos, de un trabajo a otro”, explica la socia.

graf 3 10 13 2

La segunda opción más votada en los atributos que aportan, fue “Rapidez y dominio tecnológico”, con un 38% de los votos. “Los ejecutivos de esta generación, crecieron con la tecnología y por ende les resulta completamente familiar, logrando un manejo excepcional de esta herramienta y de las redes sociales, facilitando la fluidez en las comunicaciones”, comenta la psicóloga.

En paralelo, para el segundo sondeo que hace alusión a las barreras de esta generación, la segunda opción más votada fue “la alta exigencia en sus demandas”, con un 24%. Estos ejecutivos se relacionan laboralmente, exigiendo beneficios que les permitan equilibrar su vida personal y, además, tener un alto grado de confort dentro de su lugar de trabajo.

Finalmente, la ventaja “Orientación a altos desafíos” tuvo un tímido 10%. “Si bien es una característica de esta generación, también lo es para las otras generaciones, no es excluyente”, comenta Rodríguez.

Por su parte, la tercera desventaja de esta generación fue “su ámbito personal pone límites”, con un 18% de los votos. El resultado es bastante significativo, y muestra la importancia que este perfil de ejecutivos le otorga a lo extra laboral, ya que se caracterizan por ser muy protectores del espacio para su desarrollo personal.

En conclusión, la generación Y ha comenzado a transformar condiciones del mercado laboral, producto de sus demandas. Sus exigencias son más altas, haciendo que por ejemplo, beneficios que eran considerados elementos diferenciadores para las empresas y relevantes al momento de presentar una oferta de trabajo atractiva, hoy no representen un carácter diferenciador. Seguro complementario de salud, notebook, celular con plan incluido, todo esto ya no representa un plus, sino más bien lo dan por sentado.

Es una generación que pone límites, también por ejemplo respecto del cumplimiento de la jornada laboral, no conciben quedarse trabajando sistemáticamente más allá de la hora estipulada, como se había instaurado en la cultura de muchas empresas, hoy se orientan al cumplimiento de objetivos, eficientando su tiempo, complementando así espacios laborales y personales.

 

Datos de la Muestra 1

Fecha: Mayo/Junio 2013

N: 113

Datos Muestra 2

Fecha: Septiembre 2013

N: 111

 

Datos de la Muestra1

Fecha: Mayo/Junio 2013

N: 113

Datos Muestra 2

Fecha: Septiembre 2013

N: 111

800×600 Normal 0 21 false false false ES-CL X-NONE X-NONE