Resulta interesante detenerse a analizar el crecimiento explosivo que han tenido las corridas y maratones en nuestro país, desde la perspectiva de los ejecutivos que han incorporado esta práctica deportiva como una forma de vida, la cual se extrapola al trabajo, al ámbito social, familiar y personal.

El Maratón de Santiago, es la prueba pedestre más importante del atletismo nacional, competencia de categoría mundial. En abril de 2007, la decisión de hacer un evento que incluyera las distancias de 10, 21 y 42 kilómetros, permitió la participación de un mayor número de participantes. Se esperaban seis mil participantes y llegaron catorce mil corredores. La edición de 2009 superó una vez más las expectativas más optimistas, con más de 16 mil inscritos.

Dado el tremendo crecimiento de la carrera, la organización volvió a elevar el número de inscripciones en el 2010. Un año especial, ya que además de contar con el aliciente histórico y simbólico del Bicentenario del país, la población se encontraba conmovida por la catástrofe del terremoto del 27/F. La respuesta fue efusiva y más de 25 mil deportistas de todas las regiones del territorio y del extranjero se congregaron frente al Palacio de Gobierno. El próximo 6 de abril de 2014, se espera que 25.000 corredores inscritos se presenten a la cita.

En todo este fenómeno social, destaca un segmento de ejecutivos de alto nivel que participa de las corridas y maratones, de manera sistemática, haciendo de los entrenamientos, una verdadera forma de vida. SommerGroup® quiso sondear la principal motivación de ellos, por esta práctica y analizar qué tienen en común, desde el punto de vista laboral.

graf 10 4 14 1

 

La muestra entregó tres opciones, al momento de argumentar el motivo por el cual se participa en las maratones. Una opción era netamente salud, otra netamente mejora del rendimiento y una tercera alternativa que integraba todo, representando una forma de vida. Esta última marcó la tendencia, con un 62% de los votos, lo que muestra que quienes participan en maratones tienen como motivación el desarrollar un estilo de vida, apoyado por la disciplina.

“Hoy en día hay más conciencia e interés en buscar un equilibrio en la vida, integrando en todos los ámbitos (salud, trabajo, emocional, social) una forma de vivir que va más allá de sólo querer superar metas y mejorar resultados, o sólo cuidar la salud personal y el cuerpo. Tiene que ver con un estilo de vida que conversa con relacionarse con los demás y hacer las cosas óptima y armónicamente, en todo ámbito. Es por esto que no es de extrañar que los ejecutivos que corren sean destacados en sus trabajos, y también tengan un proyecto de vida exitoso. Lo intelectual y lo socio-emocional no van por caminos paralelos sino integrados, analiza Paulina del Río, Directora de Onboarding de SommerGroup®.
Por otra parte, uno de los grandes beneficios que perciben los corredores, es que “los libera de las tensiones y el estrés, lo que les permite mejorar su concentración, efectividad y asertividad en el trabajo”, explica Francisca Parot, directora de cuentas de SommerGroup®.

Finalmente, y en relación con el perfil de los ejecutivos que corren en estas competencias, Parot advierte que “los ejecutivos que participan en maratones tienen ciertas competencias en común, que son transversales: orientación al logro, alto sentido del compromiso, rigurosidad, perseverancia, resiliencia y persecución de altos desafíos”.

Datos de la muestra
N 120
Fecha Febrero/Marzo 2014