Columna de Loreto Salvatierra
La balanza en que se maneja la madre trabajadora

loreto salvatierra2La participación de las mujeres en el ámbito laboral ha aumentado, siendo esto un indicador de que como país estamos avanzando en temas de igualdad de género. No obstante la incorporación de las mujeres madres ha sido más lenta. Esta situación está cambiando paulatinamente, dado que la tendencia internacional – que también se está instalando en nuestro país-, no es limitar ni restringir la participación de las mujeres madres, sino que ofrecer múltiples alternativas para incentivar la conciliación entre trabajo y familia, favoreciendo así su ingreso o reingreso al campo laboral.

A la base de este cambio de enfoque, por una parte se encuentra la valorización de la maternidad, del aporte de la mujer dentro del mercado laboral y el aumento de la participación de los hombres en la crianza. Por otra parte, está la necesidad de aumentar las tasas de fecundidad para evitar el envejecimiento de la población y la evidencia que indica que aquellas empresas que promueven la igualdad entre hombres y mujeres y el equilibrio trabajo-familia, resultan más productivas.

Entre las acciones que han tomado las compañías para apoyar a las madres y también a los padres, las más destacadas y valoradas, son: la flexibilidad de horarios de ingreso y salida, el trabajo por objetivos, los permisos para trámites y cuidado de hijos, el trabajo en forma remota favorecido por el uso de la tecnología. A esto se agrega el retorno paulatino al trabajo, una vez terminado el descanso maternal, los bonos para costear la mensualidad de colegios, las actividades recreativas con las familias, entre otras. Además de estas acciones, las empresas están basando cada vez más las decisiones de contratación o de promoción interna en las competencias laborales, lo que ha permitido nivelar las oportunidades de acceso a cargos entre hombres y mujeres, sin importar si estás son madres o no, ni su estado civil ni su edad.

Es esencial que realicemos un ejercicio de reflexión acerca de nuestras necesidades y expectativas de desarrollo personal, familiar y laboral, con el fin de definir qué queremos en cada uno de estos planos, con qué recursos contamos (tiempo, redes de apoyo, ahorros, formación, experiencia, etc), evaluar nuestras opciones y guiar así nuestra búsqueda de trabajo (Por ejemplo, ¿Qué modalidad de trabajo puedo o quiero tomar: jornada completa, jornada parcial, freelance, teletrabajo? ¿Estoy dispuesta a tranzar el tipo de cargo o la renta a cambio de otras ventajas como la flexibilidad de horario, la distancia entre el trabajo y mi casa u otro beneficio que me ofrece la empresa?).

Por otra parte, es importante que de manera permanente – más allá si nos planteamos la opción de ser madres o no- nos preocupemos de desarrollar nuestra empleabilidad, buscando instancias para capacitarnos y mantenernos actualizadas, lo que aumenta nuestras posibilidades de encontrar trabajo.

La maternidad también es un proceso donde podemos desarrollar y poner en práctica numerosas competencias que pueden ser valiosas para determinados cargos donde se requiera habilidades de planificación, resolución de problemas, flexibilidad, liderazgo, entre otras. Por ello, es recomendable que trabajemos en la identificación y ejercicio de estas habilidades, así como en la búsqueda de cargos que nos permitan desplegarlas.

En cualquiera de estos escenarios, es probable que las mujeres madres nos sintamos evaluadas y con la necesidad de demostrar que podemos rendir al máximo en todos los ámbitos. Administrar esta presión, aprender a delegar tareas en otros, así como priorizar y planificar adecuadamente los tiempos para ser eficiente, son algunas pautas que podemos incorporar para mantener tanto un desempeño como un nivel de calidad de vida que nos resulten positivos.

Si todos los actores sociales avanzamos en esta dirección podremos desarrollar personas, construir familias, hacer crecer empresas y, al fin y al cabo, construir sociedades más equitativas, respetuosas y felices.

Loreto Salvatierra
Director Quality & Heart / SommerGroup®