cambios

Dado el escenario económico actual, nos preguntamos cómo están enfrentando las empresas su gestión de cambio y su capacidad para mantenerse vigentes y competitivos en el mercado.

De acuerdo a los resultados que arrojó el sondeo, sólo un 57% de los encuestados se está anticipando a los cambios. “Nos sorprende que sólo un poco más de la mitad de los encuestados tenga una actitud proactiva frente al cambio, en escenarios económicos contraídos y en permanente transformación, es fundamental ser ágil para no sólo reaccionar ante el cambio sino poder anticiparlo y gestionarlo. La gestión del cambio permite mantenerse competitivo, innovando, siendo eficiente y poniendo en primer plano al cliente, su satisfacción y la calidad del producto o servicio que este recibe”, analiza Rodolfo Sommer, socio fundador de SommerGroup®. Hay al menos dos ámbitos en los cuales se puede administrar el cambio en forma proactiva: Las personas y los procesos de trabajo en los cuales las personas son claves.

En el plano de las personas y gestión de talentos, si bien hay hechos que no se pueden predecir, las organizaciones pueden dotarse de ejecutivos capaces de administrar los cambios planteados, identificar con anticipación el talento que ya tiene en forma potencial en su organización, facilitando los procesos de adaptación a nuevos cargos (Onboarding), para que desplieguen su potencial y contribuyan en forma acelerada. Para esto es fundamental identificar el talento ya existente y mejor alineado con el proceso de cambio, definiendo los perfiles de cargos (competencias específicas de los ejecutivos), que dan cuenta del capital humano que la compañía requiere, para moldear su cultura y liderar el proceso de cambio.

En el plano de los procesos de negocios, que es donde las personas crean valor, es fundamental ir identificando en forma proactiva todas las oportunidades de optimización y mejora que éstos puedan ofrecer, para lograr mayores eficiencias en temas de costos, plazos, y así ser más competitivo, ágil, innovador y entregar una mejor experiencia al cliente.

“En conclusión, dentro de las gestiones que están realizando las empresas, está el manejo eficiente de costos, la implementación de programas de excelencia operacional y mejora continua y la redefinición de los perfiles de liderazgo, alineados con el negocio”, finaliza Sommer.

Datos muestra

N: 223

Fecha Agosto/Sep 2016