¿Están las empresas reteniendo a los ejecutivos con trayectoria?