¿En momentos de contracción económica, estás dispuesto a asumir un cambio laboral?